VENUS Y MARTE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

VENUS Y MARTE

Mensaje por EURIDICE CANOVA el Dom Ene 13, 2013 12:47 am




ESCULTURA: Venus y Marte
ESCULTOR: Antonio Canova
AÑO: 1816-1822



AVENTURA DE VENUS Y MARTE( AFRODITA Y ARES)

Dicen las versiones que el primer amor adulterino de Venus fue Marte. El dios de la guerra era brusco y no se entretuvo en cortejar a la diosa con hermosas palabras.
Marte fue directamente a ella y le manifestó sus ganas de poseerla. Venus no estaba acostumbrada a los modales bruscos, sintió pánico de que marte la lastimara. Entonces el dios se sacoó su pavoroso casco, su coraza de guerra y se mostró a Venus tal cual era. Un inmortal sensible y enamorado de la belleza de la diosa.
Venus le dio tres hijos a Marte, Fobos, Deimos y Harmonía. Vulcano ignoraba que eran hijos de Marte y pensaba que eran sus hijos, fruto de su matrimonio con la diosa infiel.
Una noche los amantes se quedaron demasiado tiempo en el lecho en el palacio de Marte en Tracia. El sol que estaba asomándose en el amanecer vio a los amantes y se indignó por la infidelidad de la diosa. Sin dudarlo corrió a comunicarle a Vulcano lo que estaba sucediendo.
Vulcano furioso se fue a su fragua y pensó en una estrategia para atrapar a los amantes.
Furioso tomo su martillo y creo una red de bronce, tan fina como la tela de una araña, que era imperceptible a la vista de los inmortales.. Ató la red a los postes a ambos lados del lecho.
Venus que no sospechaba que su Vulcano sabia la verdad, le mintió una vez más a su conyuge. Le explicó a su esposo que había estado ocupada en Corinto y él le respondió que la estaba esperando porque debía hacer un viaje a la isla de Lemnos con el objeto de descansar de sus pesados trabajos.
Ella sin sospechar y cuando vió que Vulcano se alejaba, le avisó a Marte del viaje de su marido. Voló el dios del casco áureo junto a su amada y tomándola en sus brazos expresó sus deseos, entregándose al placer del amor, pues Vulcano, según él la había abandonado prefiriendo descansar lejos de ella.
Venus cegada por la pasión cedió a su ruego, la trampa se cerró sobre ellos y los dejó estrechamente abrazados sin poder realizar ningún movimiento. Avisado por el sol, Vulcano volvió y tras sorprender a su presa, convocó a todos los inmortales para que fueran testigos de su deshonor., después prometió no dar libertad a los dos amantes hasta que le devolvieran los valiosos regalos con que había pagado a Zeus, padre adoptivo de la diosa. Los dioses llegaron pronto, pero el pudor detuvo a las diosas.
Al ver las redes, obra de la artificiosa industria de Vulcano, una risotada divina general conmovió a los cielos y estalló sin fin entre el grupo de afortunados inmortales. Las mentiras tienen pronto o tarde consecuencia fatal, la lentitud triunfa de la ligereza, así el cojo Vulcano, con su arte y astucia, ha sorprendido a Marte, el más ágil de los dioses del Olimpo, Marte no tiene más remedio que pagar su maldad..
Mercurio decía que vergüenza, digna de envidia, multiplicad todavía estas innumerables ligaduras, que todos los dioses y diosas del Olimpo, rodeen el lecho y que pase yo la noche entera en brazos de la rubia Venus.
Como Zeus estaba muy enojado no quiso devolver los regalos de la boda pero a la vez dijo que lo que había hecho Vulcano estaba muy bien. Neptuno al ver el cuerpo desnudo de la diosa, se había enamorado de ella, ocultó sus celos a Marte y dijo que simpatizaba con Vulcano, puesto que Zeus se niega ayudar, yo me encargo de que Marte como precio de su libertad, pague el equivalente de los regalos de la boda en cuestión.
Pero Vulcano dijo, todo esta bien pero si no lo hace Neptuno tendrá que ocupar el lugar de Marte bajo la red. Pero él no podía creer que Marte no cumpliría, pero si así fuera, él estaba dispuesto a pagar la deuda y casarse con Venus si esta fuera repudiada.
Finalmente Vulcano que estaba locamente enamorado de su esposa, accedió a romper con su mano la red maravillosa.
Libres de estos lazos que parecían indestructibles, termina diciendo el propio Mercurio, los dos amantes volaron avergonzados, huyendo del Olimpo y de las miradas burlonas de sus compañeros.
Marte se refugió en su querida Tracia y la diosa del amor volvió a Chipre, a Pafos en donde las Gracias la condujeron al baño sagrado y allí renovó como siempre su virginidad, acto seguido derramaron sobre ella un perfume celeste que aumentaba la belleza de los inmortales y la adornaron con nuevos y hermosos vestidos, y así ataviada pudo lanzarse otra vez a la conquista.



Bibliografía recomendada

Biblia de la Mitología: Sarah Bartlett
Mitología Griega Dioses Y Heroes :Deniederhauser hans Rudolf
Mitología Clasica:Demeunier Mario
Mitología Celtica y Nórdica: Alessandra Bartolotti
La Ilíada de Homero- Prologo de Alberto Bernabe
Los mitos griegos de Robert Graves.
Mitología de Francesc L. Cardona

avatar
EURIDICE CANOVA
Admin

Mensajes : 549
Fecha de inscripción : 06/05/2011

Ver perfil de usuario http://lapinacoteca.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: VENUS Y MARTE

Mensaje por EURIDICE CANOVA el Dom Ene 13, 2013 12:48 am

avatar
EURIDICE CANOVA
Admin

Mensajes : 549
Fecha de inscripción : 06/05/2011

Ver perfil de usuario http://lapinacoteca.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.