LA PINACOTECA DE EURÍDICE CANOVA Y SABRA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Niños comiendo de una tartera. Bartolomé Esteban Murillo

Ir abajo

Niños comiendo de una tartera. Bartolomé Esteban Murillo Empty Niños comiendo de una tartera. Bartolomé Esteban Murillo

Mensaje por sabra Lun Mayo 10, 2021 5:30 am

Niños comiendo de una tartera. Bartolomé Esteban Murillo Bartol11

Esteban Murillo -
Niños comiendo de una tartera
Años 1670 - 1675
Óleo sobre lienzo, 123,5 x 102 cm
Munich, Alte Pinakothek

El tipo de pintura de género infantil que Murillo pinta en la década de los años setenta está bien representado en la Alte Pinakothek a través de tres obras de gran calidad, entre las que se encuentra este óleo. Aunque la atmósfera del cuadro puede recordar a Niños comiendo uvas y melón, pintado más de quince años antes y también en el mismo museo, hay notas que diferencian las dos obras. Si los personajes de la pintura más antigua eran espléndidos modelos de pintura naturalista, ahora los niños que comen de la tartera son figuras más idealizadas, pintadas con mucha más gracia.

Con todo, la caracterización psicológica de los personajes es igualmente verídica, siendo éste uno de los aciertos de Murillo a la hora de pintar escenas infantiles. Asimismo, el espíritu alegre pero con notas de melancolía de los dos niños harapientos del primer cuadro de Munich ha dado paso a un optimismo infantil, que estará muy en boga en la pintura del XVIII, y convertirá a estas pinturas en auténticos tesoros para coleccionistas. Si en el primer cuadro los dos golfillos comían con glotonería hasta hartarse porque habían dado con un melón y unas uvas, ahora han convertido el festín en un verdadero juego, porque nada parece faltarles, como indica la cesta de frutas y el pan del primer plano. El de la izquierda pretende meterse un trozo de pastel en la boca desde una cierta distancia, mientras su compañero lo contempla divertido y expectante. Junto a los chiquillos, el perro, compañero inseparable de la niñez en este tipo de pinturas, permanece atento a ver si cae algún pedazo de pastel. La diferencia estilística entre los dos cuadros mencionados es también notable.

Esta pintura es más colorista, de iluminación más cálida y pincelada suelta que desdibuja los contornos. El cuadro figuraba en 1756 en el palacio de Mannheim. Más tarde formó parte de la Hofgartengalerie de Munich, de donde pasaría en 1836 a la pinacoteca de la misma ciudad.

https://www.slobidka.com

_________________
Niños comiendo de una tartera. Bartolomé Esteban Murillo 88539310

El amor es la razón del corazón
sabra
sabra
Admin

Mensajes : 605
Fecha de inscripción : 14/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.