La Fragua de Vulcano-Velásquez

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Fragua de Vulcano-Velásquez

Mensaje por EURIDICE CANOVA el Jue Ago 04, 2011 10:24 am


La Fragua de Vulcano

Autor:Diego Rodríguez de Silva  Velásquez  
Barroco
Fecha:1630 -Museo:Museo del Prado
Características:223 x 290 cm.- Material:Oleo sobre lienzo

Historia mitológica para entender el cuadro.

En la mitología griega   la  Fragua de Vulcano se asocia  con el volcán Stromboli, muy activo y en continua erupción siempre. De su cráter salían  llamas y si se dejaba una pieza de hierro en bruto por la noche, seguro que por la mañana aparecía forjado en distintos elementos que eran fabricados por encargo y usados en la época..
En el corazón de la  montaña se trabajaba incesantemente en la fabricación de armas u obras de arte.
El  amo y señor de la fragua  era el dios del fuego  Vulcano  llamado por los griegos Efesto. Sus ayudantes eran cuatro cíclopes llamados : Brontes, Paracmón, Esterope y Emónides.
Vulcano era cojo y feo y  estaba casado con Venus  la afrodita de los griegos.
Júpiter, el Zeus de los griegoS, no soportaba el egocentrismo  de su hermosa hija Venus, ni su orgullo vanagloriándose de su belleza. Para castigarla la obligó a casarse con Vulcano.
Venus nunca demostró amor por su marido; al contrario, sentía desamor y  rechazo por la fealdad  y cojera de su esposo.
Sin perder tiempo puso sus ojos en Marte el Ares griego dios de la guerra.  Los amantes tenían encuentros secretos de largas horas de pasión.
Marte siempre iba en compañía de  su fiel asistente Alectrión.
Alectrión  era el centinela y tenia como misión avisar a los amantes  cuando Apolo o Febo ( dios solar) saliera al amanecer.  
Los amantes temían que Apolo los descubriera y despertara la ira de Vulcano o de Zeus y lo peor, ser desterrados  del Olimpo.
Pero nada es perfecto en esta vida ni siquiera las infidelidades tomando todas las precauciones para no ser descubierto.
Los amantes se confiaron y un  día Alectrión se quedó profundamente  dormido.  Aurora asomo antes del amanecer y abrió las puertas del este y  el gran Apolo salió en su  imponente carruaje. El dios del Sol observó al guardián dormido y a los amantes en pleno romance... Inmediatamente fue hasta Vulcano y le contó lo que había visto.
La Fragua de Vulcano es un cuadro pintado al óleo sobre lienzo por el genial pintor barroco y sevillano Diego Rodríguez de Silva  Velásquez  Él se inspiró en la mitología romana  en la metamorfosis, del escritor clásico Ovidio.
Diego Velásquez plasma en el lienzo  una versión estrictamente humana, con personajes contemporáneos y desmitificando a los dioses excepto a Apolo que lo hace ver como un dios.

Análisis de la  pintura.

Velázquez  sitúa a Vulcano en la fragua donde se adivina la llama de la chimenea en el segundo plano y los materiales están al rojo vivo  El  fuego de los volcanes queda aquí reducido al fuego domesticado de una fragua.
Se observa al dios Apolo  irrumpir en la fragua para contarle a Vulcano la noticia sobre el adulterio de Venus.
En la pintura el único que es representado como dios es Apolo que  se ve envuelto en una túnica anaranjada  que  deja al descubierto su torso desnudo.
En su cabeza luce una corona de laurel  y se observa luz aureolar que es la  unión de la aureola de rayos solares que rodean su cabeza.
Al ingresar el dios se ilumina el taller.El único tono cálido es un trozo de metal rojo que Vulcano sujeta sobre el yunque y la llama de la chimenea que recorta el cuerpo de los herreros que contemplan sorprendidos al  dios Apolo.
Vulcano esta retratado como un ser mortal  con su oficio  herrero, al igual que los cíclopes que le ayudan, que son hombres del pueblo que conocen muy bien  el oficio. La mirada expresiva  de Vulcano que contempla con estupor  al dios Apolo  después de haber escuchado la mala noticia sobre el adulterio de su esposa con el dios Marte le da el toque de  humanidad en la expresión atónica de su rostro.  
La flexión del torso de Vulcano no es efecto de su indignación por la noticia, sino de su cojera del pie derecho. El no se ha limpiado aún el sudor. Y uno de los ayudantes sigue forjando la armadura.
El impacto de la noticia recibida es aun más fuerte porque  Vulcano admiraba a Marte y en esos momentos le estaba forjando su armadura para la guerra..
Los trabajadores son de contextura musculosa y se los observa sudorosos y con el torso descubierto  para resistir la altas temperaturas del horno.
Sus expresiones de asombro ante la noticia son espectaculares.
La  luz que ilumina a los personajes proviene lateralmente de la parte izquierda. El colorido es abrumadoramente ocre con ligeros toques de color por ejemplo el  rojo en el hierro, verde en las sandalias de Apolo, blanco en la jarrita
El efecto tridimensional, dispone los personajes y las  figuras en diferentes planos, ocupando todo el espacio, relacionándose a través de líneas en zig-zag.


ANALISÍS PERSONAL DE EURÍDICE CANOVA


Última edición por EURIDICE CANOVA el Dom Abr 16, 2017 11:18 pm, editado 1 vez
avatar
EURIDICE CANOVA
Admin

Mensajes : 549
Fecha de inscripción : 06/05/2011

Ver perfil de usuario http://lapinacoteca.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.